¡Ahí te va!

Yo estudié economía y mi sueño era acabar con la pobreza de mi país, pero la vida siempre te pone en el lugar donde aprendes más o donde sirves más. Hoy no me ubican como economista, me conocen más como "la de los ángeles".

Cuando yo comencé, no había un modelo o algo parecido hacia donde dirigirme, ni sabía como nombrar mi situación. Yo nací siendo una persona muy muy sensible que podía sentir, ver o escuchar ángeles y seres fallecidos. Personas que amaban mucho a sus familiares pero me contestaban que ya habían fallecido, ese abuelito, la mamá, ya no estaban físicamente, pero de alguna manera eran ángeles también a su lado, ya que me decían querer mucho a las personas con las que los veía. Crecí sin entender por qué los demás no los podían ver o escuchar, pero con el tiempo simplemente lo agradecí, ya que me daban información para las personas y ésto los ayudaba, les facilitaba sanar o los hacía sonreír mucho.

A mis 29 años sucedió algo que cambió mi vida para siempre. Me empezaron a dar unos "episodios" donde empecé a perder la vista y tampoco podía sostener mi cuerpo sin explicación alguna. No entendía que pasaba, un día podía ver y al otro mi vista era nula, tampoco tenía la fuerza para mover ni sostener mi cuerpo. Después de ver a muchos muchos doctores y sus diagnósticos no encontré solución para mi situación. Fue entonces cuando me senté a meditar y le pregunté a Dios ¿a dónde quería que fuera? ¿Cómo servía más? Y si paralítica y ciega era como iba a entender mi nuevo paradigma de vida, si así servía más, estaba decidida a abrazarlo totalmente, pero necesitaba una señal clara y contundente. Eso fue lo que pedí.

La respuesta fue sorprendente, ¡clara, precisa y maciza! Esta historia completa, con detalles se convirtió en parte de mi primer libro "Una Vida con Ángeles" Las señales llegaron más que claras y contundentes. Renuncié a un trabajo corporativo y comencé a dar terapia con Ángeles, ¡algo que nunca hubiera imaginado! La lista de espera se hizo de año y medio en muy poco tiempo, porque se empezó a compartir de boca en boca. Posteriormente comencé a enseñar diferentes cursos de "Espiritualidad Práctica" y de nuestra anatomía energética, los cuales surgieron como resultado de dar todas esas terapias. Una forma de aprender a resolver problemas desde la perspectiva espiritual. Me di cuenta que lo que más quiere el Amor, Dios, Universo o como tú lo llames, es que regreses a la paz.

Hoy enseño del mundo espiritual, de la conciencia a través de muchos cursos, tengo 3 libros best sellers, canalizo mensajes en mi programa en radio y enseño también en televisión. Doy gracias por todo el camino que tuve que recorrer para terminar aceptando mis dones, lo que hoy en día hago y me lleva a poder conocer a tantas personas extraordinarias que se acercan a mi con tanto amor y con sus más grandes angustias y oportunidades de crecimiento.

Tendrías que haber vivido mi vida para entenderme, pero que mi vida sirva para dar testimonio, de que por más raro que parezcas, por más raro que sea lo que te guste hacer, solo se tú e inspira a otros, ve y vive apasionadamente tu don. La abundancia comienza por ser sincero contigo mismo, vive tus más grandes y alocados sueños. Te aseguro, el universo respalda tu RenaSer. Déjame enseñarte el poder de lo invisible.

Te quiero,
Tania Karam

Conferencista Internacional y Maestra Espiritual

Tania Karam